web analytics
indefenso.com
Tu sitio en la red donde publicar tus quejas y reclamaciones
6Jun/124

Compañía aérea que abusa (No vuelen con Ryanair, es un consejo)

Indignación es una palabra de moda que suscribo hoy gracias a la intervención en mi vida de una compañía aérea que vuela a sus anchas aprovechándose de subterfugios que le permiten apropiarse del dinero, de la moral y de la paciencia de la gente honrada.

Quise viajar a Barcelona desde Bilbao y adquirí mi billete a través de una agencia que tramita estos menesteres por Internet. Ningún problema.

El problema llegó en el aeropuerto a las 7 de la mañana cuando al ir a facturar me advirtieron que si no tenía la tarjeta de embarque impresa tendría que pagar 64 euros con 80 céntimos. No daba crédito. Viajo a menudo a Barcelona y esto me parecía inaudito. Pero es real.

Esta compañía advierte de la obligación de llevar la tarjeta impresa (entre paréntesis). Lo que no advierte es de que en caso de no llevarla impresa hay que pagar este despropósito en dineral. A la ida me la metieron doblada pero eso no me iba a pasar a mi a la vuelta. Tres días antes me puse a la faena y me metí en la web. Al ver que no me permitía operar llevé el link a la recepción de mi hotel que trató infructuosamente de hacer lo mismo. Pero nada. La web no estaba operativa. Así me lo hicieron saber en un teléfono de Aena que me aseguró que la web se encontraba en mantenimiento. Durante tres días no fue posible operar con la web ni acceder al teléfono de información de la compañía que decía que sus líneas estaban, literalmente, ”muy ocupadas”, pero, eso sí, te advertía del cobro por el establecimiento de llamada y por cada minuto de espera que de paso te recomendaba con la promesa de que serías escuchado en breve. Pero nadie descolgaba al otro lado. Así…tres días.

El día D, llegué a la ventana con la ingenua esperanza de que me dirían que no cobrarían por no llevar las tarjetas impresas ante la imposibilidad de hacerlo por sus problemas técnicos. Pero NO. Una señorita muy poco simpática que no se dignó mirar mi cara me dijo que no sabía nada de averías y que si no tenía la tarjeta impresa y quería volar… a pagar otros 64,80 euros. En la fila montada por personas en mi misma situación no se lo podían creer. Nos estaban robando a sabiendas de que era inviable su método de conseguir el requisito exigido. “A pagar o no vuela y a mi no me suba la voz”. Me dijo la desagradable señorita. Yo no pude por menos que subírsela y acordarme y hacerle recordar que trabajaba para la cueva de Alibabá y que era ella la cara visible a quien podía patalearle mi mala rabia, así que, por lo menos eso, me lo aguantaba ella.

Con mi resguardo por el robo perpetrado a mi persona me fui sudando los treinta grados sin aire acondicionado de la T2 del aeropuerto hacia la mesa de facturación. Puse en la balanza la misma maleta que había llevado pero mas vacía que a la ida. La señorita poco simpática nº2, me dijo que yo había elegido la opción “maleta de 15 kilos” y esa pesaba 18. Evidentemente no se me dio esa opción ni ninguna otra por lo que difícilmente pude elegirla. Yo pagué por una maleta, ida y vuelta, 40 euros y en la ida nadie me habló de opciones y aceptaron como normal el peso que era entonces de 20 kilos. Pero esta señorita, mirando al suelo, me dijo que tenia que pagar el exceso de peso o no volaba. “20 euros por kilo de exceso. Total…incluído el IVA…64,80. Del ala. No, no es que me dieran el ala del avión por dejar mi herencia en su compañía. Habían decidido desplumarme. O no volaba. A pagar.

No puedo describir mi rabia e impotencia ante semejante abuso regado por desagradables gestos y ademanes, con ensañamiento y mala leche a raudales. Vi como una madre tenía que dejar a su bebé en tierra con su padre estupefacto porque el niño no tenía foto en el libro de familia. Y así…no se vuela. Vi cómo una mujer tuvo que esperar a entrar la última al avión, de malas formas, porque su maleta no salía “con soltura” del medidor de maletas, por lo que tuvo que pagar 58 euros para poder pasar y volar.

Un vuelo que fue lo mas parecido al mercadillo de mi pueblo, donde se vendían cigarros electrónicos, ”rasca y gana”, perfumes, tabaco, pesicolas calientes y un sinfín de cosas más. Un vuelo que anunció un aterrizaje a falta de 15 minutos que se alargaron a 45 sin ningún tipo de explicación entre bruscas subidas y bajadas y que terminó en un frenazo en la pista del aeropuerto de mis amores.

No voy a insultar a la compañía (que me apetece mucho), ni a decir cosas malsonantes, ni a llamarles ladrones sin escrúpulos, ni maltratadores, ni antipáticos, ni bordes, ni prepotentes de mierda.

Sólo voy a hacer como ellos, y pondré entre paréntesis lo que quiero que sea considerado de importancia. Sin más.

(No vuelen con Ryan Air, es un consejo).
Begoña G. G.
(con 194,40 euros menos)

Queja recibida en el muro de Indefenso.com --> https://www.facebook.com/indefensocom

¿Te gustó este artículo?

¡Suscríbete a nuestro feed RSS!

Acerca de admin

Sin descripción. Por favor completa tu perfil.
Comentarios (4) Trackbacks (1)
  1. Mi novio acaba de pagar 50 euros porque la maleta de mano se ensancha en las ruedas, y la señora de detrás, a la que se le atascaba un poco la maleta al sacarla del cajón la han sacado dos personas que debían ser de seguridad por querer meterse en el avión sin pagar, ni que decir que no ha volado y bien que ha hecho. El avión además ha aterrizado más de 1 hora tarde, pero claro eso no tiene sanción ninguna. A mi me gustaría saber si de verdad esta compañía respeta los derechos del consumidor y si no hay manera de denunciar sus abusos.

    Marcar comentario como inapropiado

    A favor o en contra: Thumb up 0 Thumb down 0 (0)
  2. A mí me pasó exactamente lo mismo con la tarjeta de embarque, intente dos días enteros poder imprimir mi tarjeta de embarque, y desde su página web no era posible imprimir, ya que el link de poder presionar imprimir no estaba operativo, se percibía pero al presionar no pasaba nada, unas siete personas que estaban de visita en mi casa también lo intentaron conmigo, vuelo todos los meses con distintas compañías, y jamás en la vida me había pasado una cosa tan estupida, me han hecho pagar 60 euros en París, y luego haber esperado una hora y media de retraso, el avión parecía un mercado también, una rajadura en la puerta de embarque trasera, y ahora comentaré más por mi parte, sigo esperando el correo electrónico de respuesta a mi queja, y voy a llevar esto a juicio, no por los 60 euros, si no por el atropello, y por no ser el único que han timado en frente a mis ojos, esta compañía tiene que cerrarse.

    Marcar comentario como inapropiado

    A favor o en contra: Thumb up 0 Thumb down 0 (0)
  3. Ryanair es una por así decirlo llamada compañía aérea dirigida por un grupo de estafadores con corbata, maleducados que tal parece que si pasaron por la escuela lo hicieron sólo de paso por la fachada ya que de modales y buena educación de frente a un público que les llena los bolsillos, no tienen escrúpulos para sacarle hasta el último euro con sus maliciosamente letras diminutas. Es un sitio web engañador. Encima Ryanair seleciona muy bien su personal: personas ineptas, y sin ninguna capacidad de razonar en favor del cliente. Todo lo contrario son adiestrados para perder la poca masa cerebral que ryanair les exige, al punto que no se logra entender si compraron un diploma para trabajar como auxiliares de vuelo o vendedores de mercadillo.

    En mi caso luego de haber comprado un vuelo de Barcelona a Málaga de ida y regreso de un día para otro, me encuentro en el correo la confirmación de la reserva y el pago con las ciudades cambiadas. Málaga , Barcelona. Inmediatamente trato de comunicarme por medio del correo. Cosa imposibe. Porque te advierten de no responden a mensajes. En el sitio ryanair te da la posibilidad de cambiar el vuelo. Claro esta que habiendo pagado 120 € por el vuelo con una tarjeta máster card prepagada habiendo hecho una recarga de 170€ me quedaban 50€ y si como el sitio ryanair en sus diminutas letras especificaba un cobro de 4€ por trayecto procedí a hacer el cambio de vuelo encontrandome un mensaje de error donde me decía que este número de reserva tenía una suma de dinero en suspensión que por lo tanto debía comunicarme.

    Marcar comentario como inapropiado

    A favor o en contra: Thumb up 0 Thumb down 0 (0)
  4. Debía comunicarme con estos bichos que luego de hacer 5 llamadas, de 10 a 15 minutos en línea con un cobro de 2€ al minuto, me dicen que están haciendo el cambio y que el costo son 40€ pero que tengo problemas con la carta de crédito que no aceptaba el pago. Y claro era inútil explicarle a una persona que no habla bien la lengua y que está programada sólo para estafar con mucha diplomacia. Termine por esperar 24 horas hacer una nueva recarga y finalmente después de haber gastado 100€ en llamadas a ryanair, 120€ en el vuelo más 128€ en el cambio. Por 348€ terminaré esperando no me acomoden otros imprevistos o impuestos por respirar o caminar en las latas ryanair, viajar el lunes 24/09/2012 desde Barcelona a Málaga y regresar el martes 25/09/2012. Para ponerme inmediatamente a diligenciar una denuncia contra estos abusivos elementos que no sólo te causan perjucios económicos, si no que alteran nuestro sistema nervioso y vulneran nuestra dignidad.

    Y viajaré para no darles el gusto de regalarles mi dinero sin que al menos hayan limpiado el water donde dejare memoria de las nauseas que esta compañía me produce.

    Marcar comentario como inapropiado

    A favor o en contra: Thumb up 0 Thumb down 0 (0)
Antes de dejar un comentario sigue estas sencillas reglas:
  1. No escribas en mayúsculas. Recuerda que es lo mismo que gritar.
  2. Utiliza un apodo o nombre genérico.
  3. No des datos personales de terceras personas: nombre, dirección, email, etc...
  4. Cuida tu gramática. La manera en la que escribes es como te ve el resto en Internet.
  5. No uses la palabra "Estafa" y sus derivados.

Deja un comentario


*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies