web analytics
indefenso.com
Tu sitio en la red donde publicar tus quejas y reclamaciones
23Sep/1313

Víctimas de Ryanair

Publicado por luissarda

Hace unos días tuve la desagradable experiencia de volar con RYANAIR. Mi ignorancia y falta de experiencia con esta compañía me hizo sacar unos billetes que en principio parecían baratos. Ya por internet, me hizo dudar mucho de la credibilidad de esta empresa. Parecía más una web para bajarse archivos piratas que te incitan sin cesar a apretar botones para recibir "spam" y compras involuntarias, que una web corporativa para facilitar un proceso tan simple como es el hecho de comprar un billete o hacer el check in del vuelo en cuestión. Después de luchar incesantemente con el enredo de ofertas y anuncios, conseguí mis billetes y además un seguro, un coche de alquiler, un suplemento por pagar con tarjeta y no sé cuántas cosas más por un valor muy superior al qué anunciaban como una ganga.

Pero la aventura comienza con la operación de sacar las tarjetas de embarque por internet. No satisfechos por todos los extras que me hicieron pagar previamente, todavía tuve que luchar con reservas de asientos, más seguros y otros extras que sin duda tuve que rechazar varias veces, además de la publicidad engañosa muy parecida con el timo de la estampita en versión virtual. Después de varios intentos, conseguí hacer el check in, pero no conseguí imprimir la tarjeta de embarque porque evidentemente nunca viajo con mi impresora. Mi mujer que no es de la UE, tenía que pasar en cualquier caso por el mostrador de facturación. Como estaba haciendo todo el trámite desde un IPad y sin acceso a una impresora, pensé que me darían la tarjetas de embarque en el mostrador, como en cualquier compañía aérea. Mi sorpresa fue que la señorita que nos atendía me dice que tenía que pagar 145,94 € por imprimir dos tarjetas de embarque. Alucinando en colores, le pedí que me repitiera, pues creía no haber entendido bien. 70€ más IVA por cada uno, me repitió la señorita, sabiendo lo que se decía, pero con la boca pequeña incomodada como el que sabe que le está clavando una puñalada traicionera. Atónito le pedí repetir y ella cabizbaja me dice que son las reglas de la empresa y que lo pone en la letra pequeña del contrato. Yo me revuelvo y digo que me parece un atraco a mano armada y que no estoy dispuesto a pagar tan absurda cantidad por imprimir una hoja de papel. Pido firmemente que quiero hablar con su supervisor y me señala a la persona que tenía en el mostrador de al lado, que había estado oyendo toda la conversación sin mover una pestaña. Un idiota más que ha caído en la trampa, pensaría. Indignado, me dirijo a él explicándole que me parece un robo y un abuso. Con la arrogancia de un patán me contesta: ¿Pero no roban los bancos y los políticos? Con indignación y sorpresa miro a mi alrededor para verificar que lo que había oído era cierto. Efectivamente toda la fila de gente que esperaba debió oír lo mismo.

Son como ladrones: "O paga o no vuela", algo así como "la bolsa o la vida". Sólo tuve esta sensación en mi adolescencia cuando fui atracado en un semáforo abarrotado de gente en pleno día. Cuando fui a pagar para poder volar, una joven que estaba en esa fila lloraba desesperada porque no tenía esa cantidad para pagar y no podía volar. Yo "afortunado", tenía saldo en mi tarjeta para pagar al atracador, una empresa protegida por los banqueros y políticos que mencionaba el empleado de RYANAIR, a la que subvencionan para volar y que efectivamente también saben robar con tanta maestría.

Luis Sardá
Víctima de Ryanair

   

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies